actualizado el
26/12/17

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
   buceo / informes
Mergulho en Angra dos Reis

La zona de Angra dos Reis y sus alrededores puede considerarse sin duda alguna una zona privilegiada para la práctica de todo tipo de actividad acuática en general y del buceo y el snorkeling en particular, más información.

Con cientos de islas, ensenadas y bahías, sus cálidas y cristalinas aguas no podían estar más protegidas, resultando de ello un mar calmo y tranquilo todo el año, y haciendo posible bucear a diario, independientemente de las condiciones climáticas en superficie.

La increíble belleza tropical de la costa no se detiene bajo el agua si no que se le suma su rica vida marina, es así que hay docenas de excelentes sitios de buceo, con variantes capaces de satisfacer todos los gustos y niveles de experiencia.

En las limpias aguas de la Ilha dos Meros, a profundidades de entre 6 y 18 m, encontraremos una abundante y variada vida marina, siendo común la presencia de peces de gran tamaño, tortugas y rayas. Al igual que en la anterior, las islas Sandri y Comprida ofrecen buceos muy interesantes.

Ilha Butinas, dado las condiciones de calma de sus aguas y la escasa profundidad de sus fondos (no supera los 10 m), es el sitio ideal para buzos novatos. Por las mismas razones, se trata de un sitio usado por las escuelas de buceo para los check out. De similares características a la anterior, la Ilha de Paquetá es también ideal para hacer snorkeling e inmersiones tranquilas y relajadas.

Otro lugar para visitar es Laje do Coronel. Su rocoso fondo ubicado entre 6 y 25 m, con grandes piedras que forman pasajes submarinos, es frecuentado por grandes cardúmenes de peces, que se alimentan en sus aguas. Dadas las fuertes corrientes del lugar, se recomienda solo para buzos con experiencia en estas condiciones.

También hay muchos lugares para sumergirse en la porción noroeste de la costa de la Ilha Grande, desde la ensenada conocida como Lagoa Azul, hasta el extremo de la isla donde está la Gruta do Acaiá.

Muy popular debido a sus playas de aguas tranquilas y cristalinas, Lagoa Azul, una ensenada de no más de 10 m de profundidad, presenta una excelente visibilidad y mucha vida marina, con grandes cardúmenes de peces nadando en derredor. Ideal para buzos de poca experiencia y snorkeling.

Un sitio con abundante vida marina, ideal para la fotografía submarina y apta para buceos nocturnos es Laje Branca, cuyas profundidades varían entre los 4 y 15 m. En Ponta do Bananal, en la ensenada de igual nombre, a no más de 15 m, probablemente encontrará rayas, tortugas, morenas y abadejos.

Los restos del Aquidaban, a solo 100 m del monumento ubicado en tierra, el navío de la armada brasilera hundido en 1906, yacen en la punta de Jacuecanga, y es posible ver partes del casco y la caldera. En la ensenada Matariz, a 10 m de profundidad, yacen los restos de un helicóptero. La visibilidad varía según las condiciones del viento.

Otro naufragio para conocer es el Pingüino, hundido en 1967. Sus restos yacen en el centro de la ensenada, a una profundidad de entre 8 y 20 m, y se transformaron en el hábitat de una rica variedad de peces. El casco está entero y es factible ingresar en sus bodegas, no obstante es aconsejable tener experiencia en este tipo de buceos.

Finalmente el sitio conocido como Gruta do Acaiá, una pequeña caverna que se comunica con la superficie, y cuyos oscuros espacios son, según la hora del día, iluminados por el sol. La entrada submarina está a 8m, luego de un recorrido de 20 m se accede a un espacio abierto donde penetra el aire y puede prescindirse de la máscara. Naturalmente es aconsejable tener experiencia de buceo en cavernas.

Autor: Hernando G. Villalba.

 

(click en las fotos)