actualizado el
16/07/18

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
   buceo / informes
Mergulho en la Reserva de Arvoredo


La Reserva Biológica Marina de Arvoredo está localizada a aproximadamente 11 km al norte de la isla de Florianópolis y es sin dudas la principal área de buceo del litoral del estado de Santa Catarina y del sur brasilero.

Florianópolis, Celso Ramos, Porto Belo, Itapema y Camboriú ofrecen cientos de balnearios al turismo, sus playas, consideradas las mejores del sur brasilero, atraen a millones de turistas locales y de países vecinos.

Las localidades más cercanas para acceder a la Reserva son las que están en la parte norte de la isla de Florianópolis (Canasvieiras, Cachoeiras y Ponta Das Canas) o en la Península de Porto Belo (Bombinhas).

Allí encontrará muchísimas opciones para alojarse y comer. Guardo buenos recuerdos de la Pousada Sonho Meu de Canasvieiras (confortable, económica y con buena ubicación) y de la atención de Jorge y su esposa (sus propietarios). También hay una gran cantidad y variedad de restaurantes con platos a base de peces, frutos de mar, carne vacuna y porcina, aves y pastas de buena calidad. Una alternativa común es la comida por kilo.

Los operadores de buceo cuentan con profesionales experimentados, buen equipamiento y una amplia gama de servicios incluidos los cursos de buceo. Si además exige una embarcación rápida, segura y confortable, Parcel (localizado en Cachoeiras) es su operador de buceo. Claudio, Silvana y Ana le darán una atención cálida y personalizada que no olvidará.

Su cercanía a los grandes centros turísticos, hacen de la Reserva un área particularmente frágil y muy expuesta a la pesca y al turismo, de ahí que en 1990 se creara con el fin de proteger la flora y fauna de la zona.

Abarca al archipiélago que forman las islas Arvoredo, Deserta y Galé, y el Calhau (afloramiento rocoso) San Pedro. Su superficie total alcanza las 17.800 hectáreas y está bajo la administración del Instituto Brasilero de Medio Ambiente (IBAMA), responsable de controlar, entre otros aspectos, la prohibición de pesca y el no desembarco en las islas.

Es una zona de transición entre clima tropical y sub-tropical con una gran biodiversidad de especies. La misma se debe a que recibe la influencia de la corriente cálida que viene del norte brasilero y la corriente fría que viene de Malvinas.

Además de su riqueza biológica, el archipiélago también es importante desde el punto de vista histórico y arqueológico, y no faltan historias de barcos hundidos y piratas, quienes desde el siglo XVII frecuentaron estas aguas y las utilizaron como refugio para sus embarcaciones.

Acceder a los sitios de buceo demanda entre 45 y 120 minutos de navegación, dependiendo del punto de partida, la zona de buceo elegida y la embarcación empleada. Según la época del año y las condiciones del clima, la visibilidad bajo el agua varía entre los 4 y 14 m, en tanto que su temperatura lo hace entre los 18 y 28°.

Las aguas de la zona son muy ricas en alimentos y atraen una gran variedad de fauna marina, es por eso que podrá encontrar: morenas, meros, garoupas, peces ángel, tainhas, delfines, peces sable, rayas, tortugas, pulpos, calamares y langostas.

La isla de Arvoredo, que con 270 hectáreas es la mayor de todas, tiene un terreno rocoso muy accidentado, su punto más alto esta a 300 m del nivel del mar, esta cubierta por la “mata atlántica” una densa vegetación autóctona y es habitada por pequeños mamíferos, roedores y aves.

No hay playas y su costa rocosa desciende hasta alcanzar el fondo arenoso a partir de los 10 m de profundidad. Entre los sitios de buceo más conocidos figuran: Saco do Campin (restos de un pesquero hundido), Saco d’ Agua, Saco Vital, Portinho Norte y Saco do Ingenio.

Además de la fauna diurna, en los buceos nocturnos, podría llegar a flotar en medio de una masa de plancton bioluminiscente o cardúmenes de calamares atraídos por las luces de las linternas.

Deserta, la más pequeña de la reserva está a solo 3 km de Arvoredo y es hábitat de una gran cantidad de aves marinas. La isla de Galé, de terreno rocoso y arbustos espesos, también constituye un excelente refugio para las aves.

El buceo en Deserta es de lo mejor, no por las profundidades a que se desciende (25 m) sino por la variedad y cantidad de peces presentes. En Galé no puede dejar de explorar el Lily, un mercante de 70 m cuyos restos yacen recostados de estribor, con su proa a 5 m y su popa a 14 m de profundidad.

Autor: Eduardo Serrano