actualizado el
26/12/17

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
   buceo / informes
Isla de las Gallinas, buceando en Bariloche

Bajo las transparentes aguas del Lago Nahuel Huapi es posible realizar inmersiones entre bosques sumergidos y grandes paredes de rocas calcáreas. Por si esto fuera poco y para acompañar a la naturaleza, en la Isla de las Gallinas se creó un novedoso museo subacuático con figuras talladas en troncos de más de 3 m de altura.

El Parque Nacional Nahuel Huapi (del mapuche Nahuel= tigre y Huapi= isla) se encuentra en el sudoeste de la provincia de Río Negro cubriendo un área de más de 7500 kilómetros cuadrados de vegetación e importante flora y fauna.

Es una zona de gran valor ecológico donde sus paisajes combinan la sedienta meseta patagónica con los increíbles bosques de cohiues, arrayanes, ciprés y lengas.

Es tan generoso en su naturaleza que es el único parque del país que contiene a otro parque nacional dentro de su extensa superficie: el Bosque de los Arrayanes. Así los diferentes matices y aromas se impregnan en el aire y acompañan los silencios de un paisaje encantado.

En el corazón del Parque, el Lago Nahuel Huapi, antiguamente habitado en sus márgenes por tribus de araucanos, desparrama sus dulces aguas a lo largo de 76 km. de extensión.

Sobre este lago han crecido leyendas, mitos y cuentos fantásticos. Pero hasta el momento la única realidad es que los únicos encuentros que siguen sucediendo tienen que ver con los maravillosos paisajes submarinos que se dejan ver bajo sus transparentes aguas.

La ciudad de San Carlos de Bariloche está sobre la costa sur del lago y es el punto de partida hacia los sitios de buceo que tienen su época de esplendor de noviembre a abril.

El lago está a 765 m sobre el nivel del mar con lo que se realiza un buceo de altura. Las tablas se modifican un 10 % más en cada profundidad para un mayor margen de seguridad, es decir que un buceo de 30 m se planifica como uno de 33 m.

En el lago Nahuel Huapi habitan especies autóctonas como la trucha criolla y la perca y también otras familias de peces introducidos como el salmón o la trucha arco iris y marrón.

A su vez estas especies se alimentan de pequeños cangrejos, y de otros pequeñísimos animales acuáticos. Dispersados por los fondos arenosos se ven cantidad de mejillones.
El paisaje bajo el agua en las diferentes zonas se presenta entre bosques sumergidos, fondos de arena o grandes paredes rocosas.

Pero para cubrir todos los buceos en una sola salida la mejor opción es la Isla de las Gallinas. Es el punto más completo, ideal para bautismos, nocturno, o profundo y el único que combina los tres paisajes en un mismo recorrido.

Tiene la gran ventaja de estar a sólo 2 km de la costa con lo que se llega en 30 minutos de navegación, y de ser una zona totalmente reparada de los vientos. A diferencia de otros sitios la Isla de las Gallinas es buceable aún en días de oleaje y viento.
La embarcación amarra a una pared de roca evitando todo contacto con el fondo. Las aguas alcanzan una visibilidad de hasta 22 m, y la temperatura en estas épocas es de aproximadamente 10° y 12°.

El constante trabajo de ASAP (nombre de la operadora) por mejorar los sitios de buceo hizo crear un parque subacuático artificial, para agregar a los fondos un atractivo más.

Han colocado bajo el agua y a 15 m de profundidad la silueta tallada en un tronco de pino del Dios del Mar Neptuno de más de 3 m de altura. La figura pesa 2 toneladas y pudo ser fondeada con un peso de 300 kg.

A pocos metros también es posible entrar y ubicarse en una silla de un teleférico de uno de los cerros, que fue hundida para que los buceadores puedan fotografiarse cómodamente sentados.

La inmersión es de dos tanques. El primer recorrido parte de la bahía y se realiza por una playa de arena de baja profundidad, luego se continúa descendiendo por una pared cincelada por los glaciares que cae hasta alcanzar los 30 m, ésta es la máxima profundidad a la que se bucea y la que coincide con la ubicación de la boya que delimita el área de buceo.

A medida que se avanza en profundidad los fondos son más limosos. Luego el recorrido continúa bordeando la pared lateral de roca y a una profundidad de 15 m se encuentra la góndola del teleférico donde los buceadores se van ubicando de una u otra forma.

Para seguir sorprendiendo a los buceadores mientras van recorriendo profundidades menores existe un pequeño bosque sumergido de troncos de arrayanes y algas, de una belleza incomparable cuando el sol juega entre sus finas formas. Con un fondo está tapizado por quelinas.

A medida que nos alejamos de la pared los sedimentos se vuelven más finos y permiten ya divisar a distancia la imponente imagen de Neptuno. Esta es una parada obligatoria para poder contemplarlo desde todos los ángulos o para obtener alguna fotografía. Lo interesante es que a la esfinge se la puede girar para acomodarla a los rayos de luz.

Luego de un intervalo de superficie el segundo buceo de menor profundidad nos lleva al canal de las percas muy cerca del Neptuno.

Entre los dos buceos se realiza un extenso recorrido caminando por la isla en las zonas permitidas por Parques Nacionales. Los buceadores son los únicos privilegiados que pueden hacerlo porque esta isla no forma parte de ninguna otra excursión en Bariloche.

Allí también se comparte un almuerzo muy placentero en un punto panorámico desde donde se ve toda la ciudad.

Mientras tanto las islas y los cerros se reflejan en las mansas aguas del Lago Nahuel Huapi, tal vez ellas también tengan ganas de sumergirse ... Otras opciones para bucear en Bariloche son:

Naufragio San Miguel, en la Isla Victoria donde se llega con una navegación de más de una hora entre espléndidos paisajes. El naufragio se recorre primero por fuera y luego es posible penetrar en un amplio salón con grandes ventanas (los buzos avanzados recorren otras zonas de menor entrada de luz). Este buceo es de todo el día e incluye dos tanques y almuerzo.

Bosque sumergido Traful, un buceo en un bosque encantado sumergido a 15 m de profundidad con árboles de gran tamaño.

Acuanauta es el nombre de la embarcación que cada mañana parte incansable desde la marina del Hotel la Cascada, una excelente opción de alojamiento, sobre el kilómetro 6. Fue diseñada especialmente para salidas de buceo y tiene una amplia cubierta de popa que permite equiparse a bordo con total comodidad minutos antes de la inmersión. El uso del traje seco es opcional pero se necesita en este caso una preparación previa.

Fue diseñada especialmente para salidas de buceo y tiene una amplia cubierta de popa que permite equiparse a bordo con total comodidad minutos antes de la inmersión. El uso del traje seco es opcional pero se necesita en este caso una preparación previa.

De todas formas con lo que cuesta el alquiler de tres días se puede realizar el curso con certificación incluida que tendrá más valor. Dentro de ese costo también se recibe un curso sobre buceo de altura también con certificación incluida (SSI). Se realizan bautismos en la isla y cursos de todos los niveles

Mejor temporada de buceo: de noviembre a abril
Temperatura del agua: 2 a 4 ° en invierno y entre 8 y 12 ° en primavera y verano
Visibilidad: 17 a 22 metros.
Profundidad máxima de buceo: 30 metros
Nivel de buceador: desde Open Water

Autor: Roxana Goronas

 

(click en las fotos)