actualizado el
17/09/18

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
   buceo / informes
Eligiendo el snorkel

El snorkel, junto con la máscara y las aletas es el tercer componente del equipo básico. Su finalidad es la de permitir respirar mientras se nada o flota en superficie con la cara dentro del agua y orientada hacia el fondo.
 
Es frecuente su uso en desplazamientos de superficie a efectos de economizar el aire comprimido de los tanques.

Originalmente estaba constituido por un tubo de plástico con forma de "j" y una boquilla que se ajusta a la boca en su extremo curvo. Actualmente el tubo plástico suele estar formado por más

de una pieza articulada para facilitar el ajuste a la boca.

Lo más importante de un snorkel es que resulte cómodo y confortable. Uno de los aspectos a tener en cuenta para lograr esto es una buena boquilla, en general las de silicona se adaptan muy bien a la boca y evitan molestas lesiones.

Una característica fundamental de un buen snorkel, es que su uso no afecte los movimientos naturales de rotación de la cabeza.

Adicionalmente en su elección deberíamos considerar la opción de los modelos con válvulas, disponibles desde hace bastante tiempo en el mercado.

Estas válvula están montadas en la parte inferior y/o en el extremo superior del snorkel, solo funcionan en un sentido, impidiendo, por la manera en que están colocadas, el ingreso del agua en el interior del snorkel.

Son más comunes las ubicadas en la parte inferior. Estas facilitan, al soplar, la expulsión del agua, la que sale más rápidamente por estar más cerca (recorre una distancia menor), que la salida primitiva del snorkel, posicionada en el extremo superior. Otros modelos incorporan una segunda válvula, menos difundida que la anterior, montada en el extremo superior del snorkel y cuya finalidad es evitar el ingreso de agua.

Sin ser importante en lo funcional, no debemos olvidar que las boquillas confeccionadas en silicona translúcida, tienen la mala costumbre de tornarse amarillentas con el uso (sol y agua salada) y el transcurso del tiempo.

Muchos snorkels vienen provistos con algún dispositivo de agarre a las tiras de ajuste de la máscara, en caso de no ser así, es usual pasarlos por debajo de la correa de la máscara para sujetarlos.

En cuanto al cuidado, no debemos olvidar enjuagarlo con abundante agua dulce después de usarlo. Finalmente se recomienda prestar atención al guardarlo en el bolso con el resto del equipo a fin de que no se dañe durante el traslado.

Autor: Alvaro P. Casarino.