actualizado el
27/03/17

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Bariloche, capital de los lagos patagónicos

Localizada en la provincia de Río Negro, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapí, a orillas del lago de igual nombre y a 770 m sobre el nivel del mar se encuentra San Carlos de Bariloche: puerta de entrada a una de las zonas de lagos más bellas del mundo y uno de los centros turísticos más importantes de la República Argentina.

Bariloche, fundada en 1902 por C. Wiederhold, se caracteriza por su arquitectura y sus paisajes. El estilo de sus construcciones de piedra, madera y sus techos de pizarra recuerda las tradicionales aldeas alpinas, esto realza aún más en los escenarios de excepcional belleza que la rodean y que comprenden lagos, bosques, cumbres nevadas, ríos correntosos, glaciares y una exuberante flora.

La ciudad dispone de una moderna y completa infraestructura que cubre holgadamente las expectativas de los más de 700 mil visitantes que recibe anualmente. Se destaca la cantidad y variedad de alojamiento disponible que va desde modernos y lujosos hoteles, típicas hosterías de montaña, bungalows para familias y hasta económicos hospedajes.

Algo similar ocurre con la oferta gastronómica, cubierta ampliamente en variedad de cocina y precios por una importante cantidad de restaurantes, confiterías y casas de té. Además es posible encontrar numerosas galerías comerciales, locales de artesanía, fábricas de chocolate y dulces regionales, casino, cines y teatros, servicios hospitalarios y una gran cantidad de centros de diversión nocturnos.

Es sin duda uno de los destinos de Argentina con mayor demanda tanto por turistas nacionales como extranjeros. Cualquier estación del año es buena para visitar Bariloche, primavera y verano son ideales para tomar contacto con la naturaleza y realizar excursiones y actividades al aire libre.

Por su parte el invierno es sinónimo de nieve y ofrece un panorama singular. El esquí que es posible practicar en su cercano Cerro Catedral, uno de los centros invernales más importantes de Sudamérica, añade una atracción más a la oferta de Bariloche. Precisamente en esta época se realiza anualmente la popular Fiesta Nacional de la Nieve.

Antes de continuar le recuerdo que no olvide llevar su cámara fotográfica y una generosa provisión de película para la misma.

Pasear por la ciudad le permitirá disfrutar de vistas espectaculares y rincones inolvidables. Un buen punto de partida para apreciar la ciudad es la avenida costanera Exequiel Bustillo. Un punto para detenerse por sus interesantes vitrales temáticos es sin dudas la Catedral Nuestra Señora del Nahuel Huapi.

Luego de pasar por el Puerto de San Carlos, lugar de embarque para las excursiones lacustres, se accede al popular Centro Cívico, sin dudas, el lugar más representativo de la ciudad y un claro ejemplo del estilo “barilochense”, construido con piedra y madera a la vista.

Fue inaugurado en 1940 y alberga a la Municipalidad, la Secretaría de Turismo, a oficinas judiciales y de la policía, un museo, una biblioteca y una sala para exposiciones y eventos culturales. En otro edificio está la sede de la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapí.

Una de las atracciones del Centro Cívico es el reloj ubicado en la torre de la sede municipal que muestra, al dar las 12:00 y las 18:00 hs, un desfile de figuras simbólicas: indígenas, sacerdotes, soldados, colonos y agricultores.

Desde allí es interesante hacer un recorrido por la calle Mitre, que es la principal calle comercial de la ciudad, y sus laterales. Visitar el Paseo de las Colectividades, con su Plaza de las Banderas. Luego regresando al Centro Cívico por la calle Perito Moreno es posible ver algunas de las casa más antiguas de la ciudad.

Por supuesto la naturaleza es la verdadera protagonista del lugar y las excursiones son la forma directa de tomar contacto con ella, como en general pueden realizarse todo el año, no olvide incluir en su agenda los sitios que le sugerimos.

Una excursión que nadie puede dejar de hacer es la llamada Circuito Chico, un recorrido de 60 km hasta el hotel Llao Llao, que en gran parte bordea el Nahuel Huapí y en otra circula en medio de frondosos bosques.

A minutos del centro de Bariloche, el Cerro Catedral, que en invierno es visitado por miles de esquiadores de todo el mundo, ya que a la calidad de sus pistas suma una completa y moderna infraestructura para los deportes invernales, es también un sitio ideal para visitar en verano dado que, aprovechando sus excelentes medios de elevación, desde su cima capturará imágenes que lo dejarán sin aliento.

Otra excursión con paisajes impresionantes es la de los Ventisqueros del Cerro Tronador, y ni que hablar del maravilloso Circuito de los Siete Lagos que une Bariloche con San Martín de los Andes, o el Circuito Grande que incluye al Valle Encantado a orillas del río Limay .

Entre los paseos lacustres más recomendables se encuentran los de la Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes, Isla Huemul, Puerto Blest, Cascada de los Cántaros y Lago Frías.

Por otra parte y como ya mencionamos Bariloche es la puerta de entrada a la región de los lagos patagónicos desde donde es posible explorar lugares como Villa La Angostura, Villa Traful, San Martín de los Andes y El Bolsón.

Si de actividades se trata, debemos diferenciar la temporada invernal donde reinan los deportes de la nieve: esquí en todas sus variedades, snowboard, trineos, snowcat, parapente, etc.

Durante la primavera y el verano es posible practicar trekking, cabalgata, mountain bike, rafting, kayakismo, buceo, wind surf, y por supuesto la pesca de salmónidos, una actividad que atrae adeptos de todo el mundo.

Hay más, mucho más para compartir, pero es mejor que venga a descubrirlo con su propios ojos, y, si puede … hágalo acompañado, no se arrepentirá.

Autor: Eduardo Serrano


(click en las fotos)