actualizado el
17/09/18

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Buenos Aires, la reina del Plata

Buenos Aires es una ciudad cosmopolita y multifacética cuya arquitectura combina antiguos edificios, modernas torres y extensos espacios verdes. Se levanta a orillas del Río de La Plata, popularmente conocida como “la reina del Plata”, es la capital de la República Argentina y la puerta de entrada para los extranjeros que quieren conocer los atractivos turísticos del país.

Fundada en 1536 por Pedro de Mendoza, es actualmente una de las ciudades más importantes de latinoamérica y un verdadero crisol de razas donde se mezclan las culturas indígena y europea. Hoy es la sede económica y financiera del país y la que concentra la mayor actividad comercial, algo que se manifiesta en una gran cantidad de lujosos shoppings y centros comerciales.

La ciudad cuenta con una excelente y completísima infraestructura. Elegantes hoteles de cadenas internacionales, departamentos de alquiler temporario, gran cantidad de hoteles intermedios, pensiones y hasta albergues estudiantiles.

Para comer la oferta no es menos amplia, restaurantes de todos los niveles y con la más variada gama de cocina internacional, tradicionales parrillas, cantinas italianas y los difundidos locales de comida rápida.

Los “porteños”, como se llama a sus habitantes, suelen “vivir” a un ritmo intenso y tienen una vida social muy activa. En el plano cultural ello se refleja en una gran cantidad de museos, galerías de arte, centros de exposiciones y convenciones, cines y teatros con obras nacionales e internacionales. Algo similar ocurre con los espectáculos deportivos de primer nivel que se ofrecen constantemente en las numerosas instalaciones que hay por toda la ciudad.

Si disfruta de la vida nocturna, Buenos Aires no lo defraudará, esta se prolonga hasta altas horas de la madrugada en el gran número de discotecas, pubs, confiterías, locales con shows nocturnos, casino y muchas otras atracciones.

Cuenta con varios aeropuertos entre los que destacan el Internacional de Ezeiza (30 km) y el Jorge Newbery, conocido como Aeroparque, muy cerca del centro de la ciudad y utilizado para vuelos de cabotaje. Por su puerto, el principal del país, transita gran parte del comercio internacional y entre sus instalaciones dispone de una moderna terminal de cruceros.

La mejor época para visitarla es la primavera (setiembre a diciembre) y el otoño (marzo a mayo) ya que el invierno es frío y lluvioso y el verano se torna agobiante por el calor y la humedad.

El completo sistema de transporte público de la ciudad está integrado por una red de subterráneos, múltiples líneas de colectivos y varias líneas ferroviarias urbanas. La red de subterráneos es rápida, económica y el mejor medio para desplazarse. Las líneas de colectivos alcanzan todos los puntos de la ciudad y los trenes urbanos permiten acceder eficazmente a las estaciones más alejadas.

No es fácil describir a Buenos Aires, es una ciudad muy grande y extendida, formada por numerosos barrios. El contraste entre ellos es notorio y abarca barrios de casas bajas con jardines y veredas anchas, barrios con antiguos conventillos, barrios lujosos con mansiones de refinadas, terminales ferroviarias de gran valor arquitectónico, etc.

Un paseo por el centro debe incluir la Plaza de Mayo, en el núcleo original del casco de la ciudad, escenario de la Revolución de Mayo 1810 y testigo de los eventos más importantes de la historia del país. Está rodeada de edificios simbólicos como el Cabildo, la Casa Rosada y la Catedral.

El Cabildo pertenece al período colonial y fue sede del gobierno durante la colonia y de la Primera Junta. La Pirámide de Mayo, en el centro de la plaza, se levantó en 1811 para conmemorar el primer aniversario de la revolución. Dentro del edificio funciona un museo dedicado a la revolución y una feria artesanal. A solo 2 cuadras del Cabildo, la Manzana de las Luces, comprende la Iglesia de San Ignacio, la más antigua de la ciudad, y los túneles de la era colonial.

La Casa Rosada, levantada donde estaba el Fuerte de San Juan Baltasar, es la sede del ejecutivo nacional. Domingo F. Sarmiento la hizo pintar de ese color como muestra de unión entre federales y unitarios, cuyos colores distintivos eran el rojo y el blanco respectivamente. Alberga un museo de acceso libre.

En la Catedral Metropolitana, de estilo neoclásico, descansan los restos del general José de San Martín reconocido como Padre de la Patria y Libertador de América. Bajo su cúpula destacan su altar barroco y el Cristo de algarrobo, en su interior podrá apreciar frescos renacentistas y la Capilla del Sagrario de finos mármoles y bronce.

Sin duda el Obelisco, construido a mediados del siglo XX, además de punto de referencia y encuentro es uno de los iconos más representativos de Buenos Aires. La sencillez de su aspecto y sus 67 m de altura resaltan en la Plaza de la República, pleno centro porteño, en el cruce de la Av. Corrientes y la Av. de Julio, que con sus 125 m de ancho probablemente sea la más ancha del mundoy bronce.

continúa en ...

Autor: Eduardo Serrano


(click en las fotos)