actualizado el
26/12/17

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
Ixtapa / Zihuatanejo y Manzanillo

La doble cara que presenta Ixtapa / Zihuatanejo es algo que despierta gran curiosidad y a la vez conquista a sus visitantes, una doble personalidad así de natural es difícil de encontrar.
Ixtapa es la cara moderna y glamorosa, es un centro vacacional de nivel internacional con flamantes hoteles, restaurantes exclusivos, discotecas de moda e innovadoras instalaciones de golf y tenis.

Aquí se aprecian arrogantes paisajes naturales como la Isla Ixtapa, lugar ideal para snorkeling situado a corta distancia de la costa, a donde se llega después de un excitante paseo en lancha; los deportes acuáticos se practican con gran pasión en las aguas de Bahía de Palmar y playa Quieta, o si prefiere descansar, sus blancas y suaves arenas esperan a cualquier visitante que desee disfrutar de inigualables baños de sol con vista panorámica al Pacífico Mexicano.

El alquiler de una moto o jeep para explorar los rincones de Ixtapa, así como para lanzarse a las localidades cercanas, es algo obligatorio para los turistas; a diferencia de otras playas, el ambiente que se respira en Ixtapa incita a una profunda tranquilidad para alejar la rutina y dedicarse en cuerpo y alma a la búsqueda de uno mismo.

Zihuatanejo es la otra cara: es el clásico pueblo costero con perfiles rústicos, amables y tradicionales; sitio buscado por el turismo extranjero para admirar su folklore y adquirir la variedad de artesanías de regiones vecinas que se venden allí.

Al pasear por sus calles empedradas e ir admirando las casas con techos de teja, se llega a sentir un ambiente de paz, se respira el clima tropical lleno de alegría y se disfruta de la cordialidad de su gente.

Manzanillo, que al decir de algunos, es un mundo encantado que conquista por la belleza de su bahía y la exótica arquitectura que distingue a los hoteles en este magnífico desarrollo turístico, el cual es bendecido por majestuosas puestas de sol, pesca abundante y una excitante vegetación selvática, características que le imprimen a este destino matices sin paralelo.

Hablando de pesca, las aguas de Manzanillo son ideales para alquilar una lancha con equipo adecuado y lanzarse en busca del pez vela, el marlin, huachinango o el pez cola amarilla entre muchas otras especies, siendo de mayo a noviembre los mejores meses para hacerlo.

El encanto de Manzanillo comienza en la belleza de sus playas: Las Brisas, La Audiencia, El Paraíso y Los Cocos que despiertan una pasión por vivir aventuras inolvidables envueltos en la magia del mar y en intensos atardeceres; las playas de Olas Altas y Miramar delinean la Bahía de Santiago, lugar ideal para la práctica del esquí acuático y el buceo.

La belleza de Playa Azul puede robar la atención por ser el principal atractivo de la bahía y donde se vive un ambiente único; el nivel internacional de los bares y restaurantes es algo que fomenta la diversión e inspira al placer de deleitar el paladar.

La nueva arquitectura del pueblo ha sabido respetar el estilo colonial mexicano, sólo dando paso a breves toques modernistas para aumentar su romanticismo, situación que se puede apreciar al caminar por sus calles y admirar sus fachadas.

Autor: Ron L. Gonzalo


(click en las fotos)