actualizado el
16/07/18

 buscar en el sitio
 servicios
 enlaces
 agregar a favoritos
 quienes somos
 herramientas
 mapas
 el clima
 horas,medidas &
 distancias
 tipo de cambio
 aeropuertos
 la electricidad
 lista para viajes
 accesos a
 embajadas
 oficinas de turismo &
 cybercafes
 
 notas de viajes 
New York, la gran manzana (1ra parte)

El que va a New York por primera vez, tiene que estar preparado para todo menos aburrirse. Es una ciudad que le podrá gustar o no, pero si supera el impacto inicial y se siente a gusto entre millones de personas, crece la probabilidad de descubrir y compartir el sentimiento que tienen los neyorkinos por su ciudad: una mezcla de amor y odio.

Los atractivos de NYC son tan grandes, que superan ampliamente los aspectos negativos, característicos de toda gran ciudad. Con una oferta tan fascinante y variada que ninguna otra metrópoli puede ofrecer: más de 150 museos, entre ellos el tercero en tamaño del mundo (el Metropolitan Museum of Art), unas 400 galerias, más de 240 teatros. Broadway y Metropolitan Opera son nombres conocidos en todo el mundo.

Enormes son también las posibilidades para las diversiones ligeras en esta ciudad que nunca duerme: cada noche se puede elegir entre 60 clubes, que ofrecen de todo, desde el Jazz, pasando por los Blues hasta el espectáculo de Cabaret, y 50 locales de baile. No menos difícil es la elección cuando se tiene hambre: cuenta con 17.000 opciones a su disposición.

Hay un total de 1.543 parques y campos de juego, entre ellos el Central Park, con sus 340 hectáreas, ocupa por si solo el 5 % de la superficie de Manhattan; 65 puentes, unos 200 rascacielos (oyó hablar del Empire State Building ?), 10.240 km de calles, 3.500 iglesias y sinagogas, 12.000 taxis .... Las cifras de New York son en sí mismas gigantescas.

Pero las cifras no bastan para explicar la fascinación de New York. Lo que hace esta ciudad tan atractiva y única son sus habitantes, gentes de las más diversas procedencias y nacionalidades. En New York está representado todo el mundo en una estrecha área: se puede pasear del Caribe a China. o bien sumergirse en ritmos africanos o en la Europa medieval. New York vive de sus contrastes, que chocan aquí como en ninguna otra ciudad de occidente.

Geografía

New York ocupa una superficie de 785 km cuadrados. De los cinco distritos que la componen, solo el Bronx está en el continente; Manhattan y Staten Island son islas; Brooklyn y Queens ocupan la punta occidental de Long Island.

Manhattan, con 59 km cuadrados de superficie, es la parte más pequeña pero más densamente poblada de la ciudad. Tiene una longitud de 21,5 km y entre 1,3 y 3,7 km de ancho.

Clima

New York disfruta anualmente de 250 a 300 días soleados. Las zonas de altas presiones son constantes, y el mal tiempo suele pasar rápidamente. Sin embargo, conviene evitar los meses de pleno verano, julio y agosto; debido a las temperaturas de 30° a 39° y su elevada humedad, que hacen que uno pierda las ganas de visitar la ciudad. Las playas, que podrían ofrecer algo de fresco, están llenas de gente.

Tampoco el invierno es un verdadero placer. Un viento helado sopla en torno de los bloques de casas. Las nevadas pueden ser tan intensas, que llega a interrumpir el tránsito de vehículos. Por el contrario, los meses de mayo, junio, septiembre y octubre son, por su agradable temperatura ideales para el turismo.

Población

En New York casi 7.5 millones de personas. De ellos corresponden a Manhattan 1.5 millones, a Brooklyn 2.4 millones, a Queens 1.9 millones, al Bronx 1.3 millones y a Staten Island 0.4 millones. En la aglomeración total de New York viven 16 millones de personas.

Un 43.2 % de los habitantes de New York son blancos, un 25.2 % negros y casi la misma cifra (24.4 %) alcanzan los hispanos, en tanto que el número de origen asiático casi se ha doblado en los últimos años: del 3.4 al 6.7 %. Como las mayorías se reducen y las minorías crecen, la ciudad se hace cada vez más cosmopolita.

Autor: Charlie R. Passolino


(click en las fotos)